Jorge Jiménez Deredia: Parte de la cultura costarricense

0
231

Nota tomada de La Prensa Libre

Jorge Jiménez Deredia nació en Costa Rica el 4 de octubre de 1954, su biografía relata que en 1976 empezó a estudiar en Carrara, Italia, donde se establece permanentemente. Obtiene su licenciatura en escultura en la Academia de Bellas Artes de Carrara y estudia arquitectura en la Universidad de Florencia en Italia.

Su experiencia en Florencia lo ayuda a aclarar la simbología de las esferas en piedra construidas por la cultura precolombina boruca de Costa Rica, motivo de inspiración constante en sus obras.

Fue en 1985 cuando desarrolló las primeras “Génesis”, obras que describen distintas fases de mutación de la materia en el espacio a través del tiempo.

En el 2000, el Papa Juan Pablo II comisiona al artista la realización de la estatua de San Marcelino, la cual fue colocada en la Basílica de San Pedro en el Vaticano.

Para el historiador Vladimir de la Cruz, Deredia está dentro de la cultura costarricense.

“Jorge Jiménez hoy es el que más destaca en el plano internacional, sobre todo por el reconocimiento que se le hizo por ponérsele una escultura de él en el Vaticano, en el caso nuestro hay empresas que han comprado sus obras y las tienen en exhibición pública, por ejemplo, en Plaza Escazú o de Juan Pablo II. Hay esculturas visibles de él que han tenido mucho reconocimiento y también gran cabida dentro de los medios de comunicación, destacándose sus méritos y sus triunfos”, comentó.

Asimismo, el historiador indicó que Jiménez ha publicado libros muy importantes sobre la escultura.

Uno de los recientes logros del escultor costarricense es que una de sus obras fuera elegida como el premio del Festival de la Luz de San José.

Se trata de una escultura de bronce que formará parte de esta tradicional actividad.